Aborto recurrente: ¿Por qué mis embarazos no llegan a término?

Por Dr Reinaldo González Ramos

Aunque son varias las posibles causas de aborto recurrente,  en el 50% de los casos no se sabe la razón de estas pérdidas o no existe una enfermedad causal única identificada. Dependiendo del origen, existen diversos tratamientos para lograr un embarazo exitoso.

Un aborto se define como el término de un embarazo antes de las 20-24 semanas de gestación o antes de que el feto llegue a pesar 500 gramos, es decir, antes de que el feto sea viable en el ambiente extrauterino. Aborto recurrente es la existencia de dos o más abortos consecutivos y se presenta en 1-2% de las mujeres en edad reproductiva.

Principales factores de riesgo y causas

  • Edad materna avanzada: sobre los 35-37 años la cantidad y calidad de óvulos o reserva ovárica disminuye exponencialmente, lo que se traduce en mayores probabilidades de aborto espontáneo. Esto, porque la frecuencia de aneuplodias o trastornos cromosómicos embrionarios son más frecuentes a medida que avanza la edad materna, y la gran mayoría de estas anomalías cromosómicas terminan en abortos tempranos antes de las 8-9 semanas de gestación.
  • Malformaciones y alteraciones anatómicas uterinas: tales como el tabique uterino o útero septado o septum uterino, que es una lámina o pared interna de la cavidad endometrial, que la divide en 2 cavidades endometriales y que puede producir defectos en la implantación y formación de la placenta, desencadenando abortos.
  • Miomas o pólipos de la cavidad uterina: también denominados miomas submucosos (tumores benignos del útero) o pólipos endometriales (crecimientos de la mucosa del útero o endometrio), que al distorsionar anatómicamente y molecularmente la cavidad endometrial, pueden producir infertilidad por falla de implantación del embrión o abortos.
  • Alteraciones cromosómicas de los padres: diversas enfermedades cromosómicas paternas o aneuploidias conocidas o en otros casos desconocidas o mosaicos (ocultas), pueden ser causa de aborto habitual.
  • Síndrome de Anticuerpos Antifosfolípidos: trastorno que produce hipercoagulabilidad y abortos por trombosis de vasos placentarios. En general son abortos tardíos, después de las 12 semanas de gestación y la paciente suele tener antecedentes de eventos trombóticos pasados.
  • Insulinorresistencia, síndrome de ovarios poliquísticos y sobrepeso u obesidad: son factores de riesgo de abortos.
  • Infecciones ginecológicas, endometritis crónica: algunas enfermedades infecciosas y/o de transmisión sexual como chlamydia trachomatis, gonorrea, ureaplasma, mycoplasma, tuberculosis, entre otras, pueden producir abortos por causas infecciosas.
  • Endometriosis: existe asociación entre endometriosis y abortos, ya sea por defectos endometriales o como consecuencia de la baja reserva ovárica de estas pacientes en muchos casos.
  • Tabaquismo: el tabaco aumenta el riesgo de abortos, embarazos tubarios, baja reserva ovárica, adelanta la menopausia, restricción del crecimiento intrauterino, parto prematuro,

Aborto recurrente idiopático

Aproximadamente en la mitad de los casos en que se hace el estudio del origen del aborto habitual o recurrente, no se determina una causa. Esto se denomina aborto recurrente idiopático, es decir, no se sabe por qué se están produciendo las pérdidas. Un porcentaje importante de estos casos, se asocia a edad materna avanzada, baja reserva ovárica y en consecuencia a distintas alteraciones cromosómicas embrionarias que pueden ocurrir en embarazos consecutivos.

Tratamientos

  • Síndrome de Anticuerpos Antifosfolípidos: el tratamiento consiste en la administración de anticoagulantes durante todo el embarazo y puerperio.
  • Tabique uterino, miomas submucosos o pólipos endometriales: anomalías que son tratadas de forma quirúrgica.
  • Aborto recurrente idiopático y edad materna avanzada: se realiza fertilización in vitro  con diagnóstico genético preimplantacional. Esto permite saber si los embriones son cromosómicamente normales. Así, aumentamos la posibilidad de embarazo a un 70%-80%, con muy bajas posibilidades de nuevos abortos (menor a 5-10%).
  • Factores de riesgo de aborto: condiciones como la insulinoresistencia, el exceso de peso, la obesidad, el tabaquismo, infecciones ginecológicas, endometriosis, deben tratarse para disminuir la posibilidad de un nuevo aborto.

Agenda tu hora al Teléfono: +56940715782

Ver mi CV

×

Make an appointment and we’ll contact you.

Abrir chat
Envíame un WhatsApp
Powered by