Diferencias entre Inseminación Intrauterina y Fertilización In Vitro

Una de las grandes dudas que tienen mis pacientes es la diferencia entre Inseminación Intrauterina (IIU) y Fertilización In Vitro (FIV).
 

Pues bien, la inseminación intrauterina es un procedimiento en el cual se introduce una muestra de semen preparada (separación espermática) dentro del útero mediante un catéter fino, en el momento en que la mujer está ovulando. Para ello hacemos una estimulación ovárica, inyectándole hormonas (gonadotrofinas) a la mujer, durante un periodo aproximado de dos semanas, realizando un seguimiento ovulatorio, es decir, haciendo ecografías para ver el momento en que el folículo está maduro y que  la mujer va a ovular. Cuando la mujer ya está ovulando, tomamos una muestra de semen de la pareja, seleccionamos los mejores espermatozoides que están vivos y que se mueven con normalidad. Posteriormente, los inseminamos con un catéter muy fino dentro del útero de la mujer y de esta forma ponemos una mayor cantidad de espermatozoides cerca de el sitio donde se produce la fecundación, es decir, la trompa de Falopio (al igual que ocurre en los ciclos de embarazo natural).

 

¿Y la fecundación in vitro?
 
En la FIV, en cambio, extraemos los oocitos (óvulos) de los ovarios de la mujer, los llevamos al laboratorio y ahí lo unimos con el espermatozoide. Esta técnica se llama ICSI, que significa inyección intracitoplasmática de espermatozoide. Por lo tanto, la principal diferencia es que en la inseminación la fecundación ocurre dentro del cuerpo de la mujer y en la fertilización in vitro ocurre en el laboratorio. 
Otra diferencia importante, es que en la fertilización in vitro usamos dosis altas de gonadotrofinas, para que maduren varios folículos (óvulos) al mismo tiempo, y de esta forma tener mejores posibilidades de embarazo, pues al lograr fecundar varios oocitos, la chance de embarazo es mayor (40-50% en un ciclo), en cambio en la inseminación se busca que la mujer ovule uno o 2 oocitos, y la posibilidad de embarazo es menor (15-20%).
 
¿Para quién es conveniente cada tratamiento?
 

La IIU se recomienda a parejas con buen pronóstico reproductivo, es decir, que llevan pocos años de infertilidad, la mujer tiene trompas permeables y el hombre, por su parte, tiene una buena calidad y cantidad de espermatozoides o defectos leves o moderados del espermiograma.

La FIV, por otro lado, se indica en casos en que la inseminación intrauterina ha fallado (más de 3 a 4 intentos sin lograr embarazo), en mujeres que tienen sus trompas de Falopio obstruídas o no tienen trompas, casos de endometriosis severa, o casos en que el hombre tiene una muy baja cantidad o calidad de espermatozoides (defectos severos del espermiograma).

Agenda tu hora al Teléfono: +56940715782

Ver mi CV

×

Make an appointment and we’ll contact you.